Llenar ahora el depósito de combustible es casi un 30% más caro que hace dos años

Si eres conductor es mejor que no tengas mucha memoria. Si desgraciadamente la tienes, recordarás que hace apenas dos años, cuando el petróleo estaba de horas bajas, pagabas 45,5 euros por ponerle 50 litros a tu coche de gasóleo, o 53,3 euros si era de gasolina. Y eso, de media. Si eras de los que repostabas en surtidores de cadenas discount, pagabas incluso menos. Otras imágenes Gasolina 2 Fotos De aquel panorama solo queda el recuerdo.

Las gasolinas han abandonado los bajos precios por el acelerón que ha dado el petróleo en los últimos meses debido al estrangulamiento de oferta —la OPEP y productores como Rusia ampliaron el cierre del grifo a todo 2018— y porque la demanda crece sin pausa: en 2017 fueron 96,9 millones de barriles diarios, un 1,64% más que en 2016, según el informe anual publicado ayer por la OPEP en Viena.

El mercado hace el resto: menos oferta, más demanda… subida de precios segura. Según el Boletín Petrolero de la UE publicado este jueves, meter 50 litros a tu coche diésel cuesta ahora de media 58,2 euros, un 27,9% más que en enero de 2016. O lo que es mismo, pagas casi 13 euros más. En los coches de gasolina, llenar el depósito con 50 litros cuesta 62,7 euros, casi diez euros más (un 17,7% de sobrecoste) que entonces.

Ver más aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies